Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
16 de Diciembre 2017 / 05:08 am

Maritza Landaeta: Nueve de cada diez venezolanos no tiene con qué comprar sus alimentos

Fecha: 02/03/2017

Este martes 02 de marzo un connotado grupo de especialistas, investigadores y profesores universitarios de alto nivel presentaron ante la Junta Directiva de la Asamblea Nacional la denominada "Encuesta Condiciones de Vida (ENCOVI) 2016", un agudo estudio que refleja datos muy importantes sobre el ámbito social de la Venezuela de hoy.

Durante el evento Maritza Landaeta, experta en planificación alimentaria y miembro de la Fundación Bengoa, dijo que en Venezuela la situación alimentaria es tan grave que los venezolanos, incluyendo a los de la clase media, perdieron la posibilidad de comerse un pabellón. Evidentemente la especialista se refirió a ese plato criollo que contiene arroz, carne mechada, caraotas y plátano frito. Cuánto cuesta hoy en día hacer un alimento de este tipo, se preguntó la exponente.

Luego de indicar que la distribución de alimentos en nuestro país presenta el grave problema de que la misma es de carácter público y con evidentes signos de corrupción Landaeta explicó que hoy en día la población venezolana "deambula" de un lado a otro en busca de todos los productos necesarios para mantenerse sano.

"Lamentablemente el hambre y la desnutrición son expresiones muy dolorosas de una crisis global, una crisis que nos afecta a todos y que se ha venido instalando lentamente ante la mirada poco eficiente en pro de buscarle solución", expresó Landaeta no sin antes afirmar que ENCOVI 2016 se explica cómo se ha deteriorado el acceso a los alimentos de la familia y cuáles han sido esas estrategias que las familias de nuestro país han tenido que llevar a cabo para satisfacer la mesa de comida, la cual se encuentra "sacrificada" en estos momentos.

Según la referida especialista los primeros 4 alimentos que consume tradicionalmente el venezolano siguen siendo la harina de maíz, el arroz, la harina de trigo y a partir del año 2016, como un hecho significativo, las hortalizas y los tubérculos desplazan el consumo de las proteínas de alto valor biológico.

"Es decir, el venezolano perdió la posibilidad de tener en su plato, por ejemplo, el famoso pabellón. La razón es muy sencilla: la carne y el pollo fueron desplazados por una dieta básicamente de carbohidratos y tubérculos. Además el huevo y la leche fueron desplazados totalmente y solamente entre el 15 o 20% de las familias venezolanos tienen la posibilidad de consumir estos alimentos", expresó Landaeta al tiempo de destacar que todo esto, desde el punto de salud pública, tiene grandes implicaciones.

Añadió que la falta de estos alimentos básicos es lo que está deteriorando la calidad de vida y de alimentación de los venezolanos y además está acelerando los niveles de desnutrición de la población de nuestro país.

"Esta situación se hace más crítica cuando evaluamos la situación por niveles de pobreza: Solo un porcentaje de la población no es pobre, pero los pobres recientes también están pasando hambre no solo son los de la pobreza extrema o los de la pobreza no extrema. En definitiva, los de la clase media venezolana ha empezado a enfrentar las dificultades que se le presentan para adquirir los alimentos que requiere", precisó.

Al continuar con su exposición la vocera de la Fundación Bengoa dijo que en medio de estas nuevas maneras de ajustar la economía familiar los más pobres, en términos económicos, son los que resultan más perjudicados.

"Los más vulnerables, es decir, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y los adultos mayores son los más perjudicados. Estamos viendo con gran tristezas cómo están llegando a nuestros centros niños venezolanos con niveles de desnutrición muy graves. Por ejemplo, ya es muy frecuente ver los reportes provenientes del Hospital de Niños, J.M. de Los Ríos, en los cuales se indica que se ha triplicado la cantidad de niños desnutridos graves en el año 2016".

Agregó Landaeta que la mencionada situación se ha extendido a los niños en edad escolar los cuales presentan no solo niveles de desnutrición graves sino problemas de falta de proteínas.

"La encuentra ENCOVI nos demuestra por qué realmente estamos teniendo este tipo de patologías: En el año 2016 caen todos los alimentos en el nivel más pobre de la población, es muy contradictorio cuando dicen que están atendiendo a los pobres cuando es todo lo contrario porque no solo no los atienden sino que tampoco les suministran  el apoyo nutricional. Lamentablemente hasta el Programa de Alimentación Escolar disminuyó su cobertura", precisó Landaeta luego de explicar que ese subsidio que le llegaba a las familias venezolanas también ha llegado a niveles mínimos.

La escuela de manera intermitente

De manera muy precisa la experta Maritza Landaeta destacó que la gravedad en el problema alimenticio del país ha llegado a tal nivel que la ingesta de comida influye, incluso, en la asistencia o no a las escuelas o liceos.

"Las madres ya nos dicen que los niños van al colegio de manera intermitente, es decir, solamente cuando pueden darle el desayuno, de manera tal que la alimentación se está convirtiendo en ese ende dinamizador que está permitiendo que cada vez hayan menos niños en las escuelas y liceos del país".

Landaeta no dudó en decir que es evidente que toda esta situación tiene un impacto muy negativo en el futuro del país. Agregó que al preguntarle a la mayoría de los encuestados que si el sueldo les alcanzaba para comprar todos los alimentos que necesitan el 93% de los hogares respondió que sus ingresos no les alcanzaba para comprar los rubros alimenticios.

"Es decir, nueve de cada diez venezolanos manifiesta que no tiene cómo comprar sus alimentos. Esto es aún peor en el extracto más pobre, en el cual el 99% nos dice: definitivamente nosotros no tenemos cómo comprar nuestros alimentos. Por esta razón recurren a la combinación de ciertos cereales para obtener algo de calorías para sobrevivir. En conclusión, la inseguridad alimentaria en Venezuela está presente en 9 de cada 10 hogares porque el ingreso familiar no alcanza para cubrir las necesidades básicas", dijo.

Asimismo, durante la dramática explicación, se conoció que la comida que más está sacrificando el venezolano es el desayuno. En este sentido Landaeta afirmó que las personas alargan el período de ayunos hasta llegar a la hora del almuerzo y luego consume una cena muy ligera.

"Por lo tanto el venezolano común está sacrificando la comida más importante del día: el desayuno, es decir, el alimento que viene a satisfacer por lo menos 12 o 14 horas de ayuno. Si un niño o un adulto no se desayuno sencillamente sus niveles de aprendizaje o productividad se disminuyen al mínimo. Además la calidad de alimentación de estas personas  es muy precaria: 49% asegura que es muy deficiente y además que es una comida muy monótona, comen todos los días lo mismo. A veces solo comen arroz tres veces al día por una semana".

9 kilos menos como mínimo

Luego de indicar que la encuesta ENCOVI se realizó en la ciudad de Caracas y sus alrededores Maritza Landaeta dijo que toda esta precariedad en la alimentación generará con el tiempo, entre otras cosas, una "epidemia" de diabetes.

Agregó que 32% de los encuestados solo hace dos comidas o menos al día pero las personas más pobres reciben menos cantidad a diario.

"Todo esto tiene un impacto en toda la funcionalidad del organismo, tanto, que al preguntar cuántos kilos de peso ha perdido durante los últimos años, las personas respondieron que el promedio alcanza los 9 kilos por cada individuo durante el último año. El 86% de los venezolanos que bajaron de peso lo hicieron en el último año y que solo hacían una o dos comidas al día", precisó Landaeta.

A manera de conclusión la especialista señaló que es en el año 2016 cuando se "desploma" la adquisición de alimentos en Venezuela y por ende también se desplomó la nutrición y la calidad de vida en nuestro país.

Ante este dramático panorama Landaeta hizo un llamado para que todos nos incorporemos a resolver este grave problema. "No podemos seguir de pie y silenciosos ante este drama tan espantoso", indicó la especialista. 

Entre los diputados que se encontraban presentes destacan: el jefe de la Bancada de la Unidad, Stalin González, la presidenta de la Comisión de Política Interior, Delsa Solórzano, Jorge Millán, Oscar Ronderos, Ismael García, Ángel Mediana, Alfonso Marquina, José Guerra, Dianella Parra, Yajaira de Forero, José Trujillo y Luis Emilio Rondón, entre otros. También asistieron, en calidad de invitados especiales, los ex parlamentarios Ramón Guillermo Aveledo y Rafael Narvaez.   

Asimismo un nutrido número grupo de integrantes del Cuerpo Diplomático acreditado en el país hizo acto de presencia para conocer el contenido de estas importantes exposiciones.  Embajadores, Ministros Consejeros y Encargados de Negocios de países como Estados Unidos, Argentina, Países Bajos, Francia, Polonia, Turkia, España, Italia, Unión Europea e Indonesia escucharon con atención a los especialistas. Al cierre de la actividad ninguno ofreció declaraciones a la prensa.

Buscador