Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
16 de Diciembre 2017 / 05:08 am

Sociólogo Luis Espańa: 82% de los venezolanos no cuenta con recursos para satisfacer sus necesidades básicas

Fecha: 02/03/2017

El salón Protocolar de la Asamblea Nacional fue el espacio propicio para que un grupo de profesionales presentaran, este jueves, ante la directiva del Poder Legislativo y los diputados de la mesa de la Unidad, los resultados de la Encuesta sobre las Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), estudio realizado en el año 2016, por las universidades Central de Venezuela (UCV), Católica Andrés Bello (UCAB) y Simón Bolívar (USB).

De igual forma el recinto contó también con la presencia de encargados de negocios y representantes diplomáticos de los países: Estados Unidos, Argentina, Países Bajos, Turquía, España, Polonia, Italia, Unión Europea y el Ministro Consejero de Indonesia.

En este sentido el sociólogo Luis Pedro España, quien participó como ponente informó que 82% de los hogares venezolanos no cuenta con los ingresos necesarios para satisfacer sus necesidades más básicas, y de esa cifra se desprende que 49% de los referidos hogares estarían en una situación denominada por los especialistas de pobreza reciente.

“Hasta que no se reactive la economía en el país, ese 49% de hogares en pobreza reciente seguirá teniendo problemas para satisfacer sus necesidades”, dijo España.

España sostuvo que luego de 3 años continuos de recesión y de incremento de pobreza de ingreso, esta última, se convirtió en pobreza estructural, trayendo como consecuencia que entre los años 2015-2016 aumentara 3 % la pobreza estructural.

Al respecto dijo: “3 % del aumento de la pobreza estructural es mucho para la cotidianidad del venezolano, porque significa que hay hogares donde, por ejemplo, los muchachos han dejado de ir a la escuela, o el ingreso de personas de tercera edad al mercado laboral de forma precaria, sin ningún beneficio”.

Otro de los datos presentados por el estudio, es el análisis multidimensional de la pobreza, arrojando un aumento de 72%, donde se tomó en consideración, además de la pobreza, la educación, vivienda, y estándares de vida a través de 13 indicadores.

El también Director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, se refirió a estas variables, señalando que 72% del aumento multidimensional de la pobreza, 39% es por razones de ingreso, mientras que 25% se debe al empeoramiento de la situación educativa; 21% por la decadencia en la condición de la vivienda; 8% empleo; 7% servicios.

Ante estos resultados, aseveró, “después del ingreso, la segunda gran variable social que explica el aumento de la pobreza en Venezuela tiene que ver con el componente educativo. Los  3 años de recesión  que ya indiqué, están empezando a afectar variables en el aspecto educativo, por el rezago y la inasistencia escolar”.

Dijo que cuando las coyunturas están afectando las dinámicas en los hogares, la solución se basa en política social donde los ajustes que se hagan dentro de la familia no afecten sus variables estructurales, como son: educación, fuentes de empleo entre otras.

Al finalizar su intervención, España aseveró: “en general tenemos un cuadro social de recesión de ingreso importante, el cual está empezando afectar las variables estructurales de la dinámica de los hogares y por contra parte, la actual política social no está alineada en tratar de reducir esta crisis”.

No es verdad que somos más felices

Por su parte Aritza Freites, directora general del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la  Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) resaltó que desde 2005 se presenta un estancamiento en las tasas de cobertura de educación primaria y secundaria en el país.

“Cuando pasamos a mirar las tasas de cobertura de educación primaria y media vemos que hubo un repunte en la década de 2000, pero luego se observa un estancamiento a partir 2005”, refirió Freites.

Freites añadió que Venezuela se ha comprometido en tomar medidas en materia educativa para lograr garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, pero, a su juicio, considera que existe mucha tarea pendiente para poder encausar la consecución en este objetivo.

Roberto Briceño León, sociólogo y director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), informó que la violencia y la inseguridad marcan la calidad de vida de los venezolanos, y destacó que el año 2016 se contabilizaron 28 mil 479 muertes violentas.

“Hemos superado a El Salvador, y ahora Venezuela es el país más violento del mundo. De las 28 mil muertes violentas, 21 mil de esas personas tenían menos de 35 años de edad”.

Briceño León detalló que más de 5 mil de esas muertes estuvieron en manos de las policías. “Murieron bajo una categoría denominada resistencia a la autoridad”.

68% de las personas no denuncia el delito, porque las víctimas no confían en la autoridad, sentenció.

"No es verdad que somos más felices, no hay confianza en que el Estado pueda proteger a sus propios ciudadanos. Debemos rescatar la seguridad para luego rescatar nuestra economía y nuestra libertad", resaltó Briceño.

La socióloga Matilde Parra, trató el tema del empleo donde explicó que la crisis y todos los cambios que se están dando en el país minimizan las posibilidades de que el trabajo cumpla la función social que debe tener, como es la protección del ciudadano.

De igual forma señaló que un Estado empleador unido a un aparato improductivo terciario crea una barrera para que el trabajador pueda lograr la calidad de vida a la que aspira y merece.

Buscador